• El parque nacional donde es legal matar cazadores furtivos para proteger a los rinocerontes

    El Parque Nacional Kaziranga, en el noreste de India, es un ejemplo de éxito en cuanto a la conservación de especies en peligro.

    Cuando se inauguró hace un siglo, solo quedaba allí un puñado de rinocerontes de un solo cuerno.

    Hoy, con más de 2.400, el parque alberga dos tercios de la población mundial de rinocerontes.

    Sin embargo, los métodos que utiliza para proteger a sus animales son objeto de controversia: los guardaparques tienen permiso para disparar y matar a los cazadores.

    Una clase de permiso que normalmente se le confiere únicamente a las fuerzas armadas o a la policía en casos de insubordinación civil.

    De hecho, en un momento dado se mataban más personas al año -más de 20- que rinocerontes.

    Y, en medio de este conflicto, quedaron atrapados los habitantes de las comunidades locales, en su mayoría indígenas.

    Comments are closed.